Ciudad de México, a 7 de noviembre de 2017.

 

El Dip. Alfaro Cázares participó en la comparecencia de Patricia Mercado Castro, Titular de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México.

La Titular de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México, presentó ante el Pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el informe de actividades y resultados de la dependencia que dirige. Esto, en el marco de la Glosa del V Informe de Gobierno de Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Durante la comparecencia, Mercado Castro afirmó que colocar a la ciudadanía en el centro de la política es una labor cotidiana de ESA DEPENDENCIA,  para contar con una gobernabilidad democrática.

En su participación durante la comparecencia, el Dip. José Encarnación Alfaro Cázares dijo que el programa de Derechos Humanos aplicado durante la gestión de Miguel Ángel Mancera ha sido fundamental para la aplicación de políticas públicas orientadas al bienestar de la ciudadanía. También comentó que hay un problema que se vive no sólo en la Ciudad sino en el resto del país, que es el desconocimiento de los ciudadanos con respecto a sus derechos y obligaciones. Dijo que según estudios recientes, más del 90 % de los habitantes de la Capital desconoce el marco de derechos que les consagra la recientemente creada Constitución Política de la Ciudad de México.

Alfaro Cázares solicitó a la Titular de la Secretaria de Gobierno, que diera a conocer qué estrategias, programas y acciones específicas se realizan para que la población conozca plenamente las disposiciones de dicha constitución.

Es decir ¿cómo se articula el programa de Derechos Humanos del gobierno capitalino con los derechos que consagra la Constitución de la CDMX?

Mercado Castro expuso que la primera Constitución Política de la Ciudad es fruto del consenso de las fuerzas políticas, de las aportaciones de la ciudadanía y de las experiencias de políticas públicas y legislativas que han puesto en el centro de la actividad política y social a los derechos humanos y la democracia.

Dijo que la Constitución no tuvo que ser inventada; es la historia de derechos y libertades de la Ciudad y ahora se tiene el reto de que la gente conozca sus derechos y sus obligaciones, sus responsabilidades.

“Tu derecho no puede arrasar mi derecho”, finalizó.