• Ley Orgánica del Congreso debe ajustarse a la Constitución de la Ciudad de México, no al Código Electoral de la Ciudad de México.

• La persona titular del Gobierno de la Ciudad puede optar en cualquier momento a establecer una coalición con el Congreso sin una coalición electoral previa.

Los diputados de la Asamblea Legislativa (ALDF) debemos respetar el mandato de la Constitución de la Ciudad de México y permitir que dentro de la Ley Orgánica del Congreso de la Ciudad de México se pueda establecer un Gobierno de coalición en el momento que el titular del Ejecutivo lo decida, no a condición de haber sido electo por una coalición electoral, defendió el diputado José Encarnación Alfaro.
Durante la vigésimo quinta sesión ordinaria de la Comisión de Administración Normatividad Legislativa y Prácticas Parlamentarias, en la que se aprobaron los dictámenes tanto dela Ley Orgánica del Congreso así como el Reglamento Interior, el presidente de la Comisión Especial para la Reforma Política advirtió que de no reformar el Artículo 116 del Dictamen de la Ley Orgánica del Congreso Local, se corre el riesgo de una controversia constitucional al no respetar las facultades que el Artículo 34 de la Constitución capitalina otorga al titular de la Jefatura de Gobierno.
Conforme al Artículo citado, se establece que el titular del Gobierno central ratificará a las personas titulares de las dependencias del Gobierno de coalición conforme a la coalición electoral por la que fue electo, esto conforme al Código de Procedimientos Electorales.
“Estamos en contra de este texto porque la Constitución señala que la relación entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo se refiere a los órganos electos, pero la Ley Electoral tiene que ver en la parte de la elección, no en cuanto a los Poderes constituidos. La facultad de los partidos para establecer una coalición electoral está reconocida por la ley pero la Constitución permite al jefe de Gobierno conformar un Gobierno de coalición aun si no fue electo por un solo partido o por ninguno”, apuntó el asambleísta del Grupo Parlamentario del PRI.
Al respecto, el asambleísta precisó que la figura del Gobierno de coalición, que fue avalada por primera vez a nivel federal durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto y retomada para el marco jurídico de la capital, “tiene el objetivo de garantizar la gobernabilidad en el Congreso cuando el titular del Ejecutivo no es acompañado por una mayoría legislativa para así garantizar la viabilidad de nuevas Leyes y reformas”.“De otra manera, limitaríamos al jefe de Gobierno a ser producto de una coalición electoral para optar a un Gobierno de coalición”, subrayó.Aunado a lo anterior, el diputado Alfaro Cázares precisó que la falta de un reglamento específico para el establecimiento de un Gobierno de Coalición pone en riesgo esta figura rumbo al cambio de régimen que tendrá lugar en la Ciudad de México el siguiente año.